Ayuntamientos 2.0

Platos típicos

Las fiestas de la localidad están íntimamente ligadas a la buena mesa. Cada fiesta tiene su postre característico y los vinos de la Rioja Baja, acompañan a cada uno de los primeros platos y carnes.

Las carnes y verduras, incluyendo la caza y por supuesto la repostería son fundamentales en la cocina rinconera y riojana.

Se basa la gran mayoría de su cocina en los productos de la huerta; menestra de verduras frescas, tiernas y altamente nutritivas; borrajas, alcachofas, cardos, acelgas, guisantes, puerros, pepinos y otros más. En la especialidad de legumbre, las pochas sobre todo o caparrones, son también un manjar delicioso. En la ribera riojana, en Rincón de Soto, las carnes van habitualmente acompañadas de salsas selectas elaboradas con esos productos de la huerta que hemos citado y, con otros muchos de la tierra que omitimos.

Los pimientos de la ribera del Ebro y, por tanto de Rincón de Soto, se consideran como los deliciosos del País. Dentro del apartado de carnes, nos vemos obligados a citar los callos a la riojana, el picadillo de lomo, con que se hace el chorizo y que se degusta también, antes de ser embutido, los embuchados de cordero, asadurilla, sangrecilla, cabecillas, sesos, riñones todo perfectamente condimentado con las hortalizas de las singulares huertas de Rincón. Los caracoles son también, una provocación sobre todo cuando se recogen en los parajes que los agricultores de esta parte de La Rioja conocen de sobra.

También es típico el champiñón y las setas.

En cuanto a los postres, las torrijas y los roscos de San Blas, bendecidas.

También las conservas: el melocotón y la pera en almíbar, el vino con melocotón, las mermeladas de fresas y ciruelas. Todo ello, como vemos derivado de la huerta de Rincón de Soto.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI